El ex presidente de Colombia Álvaro Uribe, en prisión domiciliaria por orden de la Corte Suprema que lo investiga por presunta manipulación de testigos.



Anunció este martes su renuncia al escaño que ocupaba como senador desde 2014.


En una carta dirigida al parlamento, el ex mandatario (2002-2010) justifica su decisión ante la imposibilidad "de poder regresar al Senado" por cuenta del proceso que enfrenta en su condición de parlamentario.


En la carta, Uribe, que fue presidente de Colombia entre 2002 y 2010, señala que la detención domiciliaria que le dictó la Corte Suprema hace dos semanas le impide desarrollar a cabalidad su trabajo legislativo.


Uribe argumentó en su renuncia que fue "detenido por inferencias, sin pruebas directas, sin recibir varias declaraciones" y cuestionó que la Justicia no permitió que sus abogados pudieran "contrainterrogar".


El ex mandatario señaló además que él y uno de sus abogados han sido víctimas de "filtraciones selectivas a adversarios políticos y periodísticos".

IMPARCIAL DE CHIAPAS

0 comentarios:

Publicar un comentario