728x90 AdSpace

  • Ultimas Noticias

    miércoles, 18 de enero de 2017

    Día violento y de pánico en Cancún; ataque a sedes policiales deja 4 muertos

    CANCÚN.

    Este destino turístico vivió una jornada de violencia, pánico y caos por ataques armados contra instalaciones de la Fiscalía General y de la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo, con saldo de al menos cuatro muertos y cinco detenidos.

    El gobernador Carlos Joaquín González explicó que diez personas a bordo de motocicletas dispararon armas de grueso calibre y lanzaron granadas contra los inmuebles, ataques repelidos por uniformados.

    El enfrentamiento ocurrió cerca de las 15:30 horas sobre la avenida Xcaret, concurrida zona de la ciudad en la que también hay diversas tiendas y está cerca el estadio de futbol Andrés Quintana Roo.

    Entre los muertos, detalló el mandatario, están un policía y tres presuntos agresores.

    También fueron reportados otros disparos en zonas aleda- ñas, causando pánico, caos y el desalojo de establecimientos.

    Luego de que fue activado el código rojo, las calles lucieron desiertas. Se instalaron filtros de seguridad en las salidas de la ciudad y fue restringido el acceso a la zona hotelera. Algunos operativos están a cargo de soldados y marinos.

    Posteriormente, Joaquín González anunció que acordó con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el envío de policías federales en apoyo a las autoridades locales.

    La agresión en Cancún ocurrió un día después del tiroteo en Playa del Carmen, con saldo de cinco muertos. En el estado operan Los Talibanes y Los Pelones, grupos vinculados al cártel del Golfo, de acuerdo con reportes de la PGR.

    Balacera desata pánico en Cancún

    Activan el código rojo tras los ataques a las oficinas de la Fiscalía General del Estado y al C-4, en plena zona comercial.

    Cuatro muertos y cinco detenidos fue el saldo del ataque de un comando a las instalaciones de la Fiscalía General y del Centro de Control, Comando, Cómputo y Comunicaciones (C4), ubicadas sobre la avenida Xcaret, en una concurrida zona de la ciudad, en la que se encuentran también diversas tiendas de autoservicio y muy cerca el estadio de futbol Andrés Quintana Roo.

    Aproximadamente a las 15:30 horas, por lo menos 10 hombres armados arribaron al lugar a bordo de motocicletas; dispararon en el área de la Fiscalía y el C4 y de inmediato elementos de seguridad repelieron la agresión. Los atacantes usaron armas de grueso calibre y granadas que, de acuerdo con reportes policiacos, también usaron durante la huida.

    El ataque motivó la activación del código rojo y una persecución que se observó por las avenidas Cobá, La Luna, Nichupté y Kabah. Simultáneamente se registraron incidentes en diversos puntos de la ciudad, como las inmediaciones de la plaza de toros, y un centro comercial en la misma zona, que fue evacuado por reportes de detonaciones.  En las salidas de la ciudad se activaron filtros de seguridad y el acceso a la zona hotelera fue restringido. 

     Durante la tarde y noche fue evidente una intensa movilización de las corporaciones policiacas y militares a lo largo de la ciudad, que lució vacía ya que muchos establecimientos cerraron sus puertas y gran parte de la ciudadanía optó por regresar a sus hogares.

    Por la noche el gobierno de Quintana Roo confirmó la muerte de Humberto Mora Ochoa, policía ministerial, con 25 años de servicio en la Fiscalía y de tres presuntos delincuentes. Así como la detención de cinco personas.

    El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, envió un mensaje a la ciudadanía en el que dijo que este ataque armado se enmarca en el contexto de combate a la impunidad que su administración ha mantenido desde el inicio.

    “Los delincuentes estaban acostumbrados a que sus fechorías no sólo no tenían castigo sino que eran toleradas. Desde el primer día de mi gobierno señalé que nadie está por encima de la ley y que el que la hace, la paga. El ataque a las instituciones de justicia lo único que revela es que vamos en el camino correcto y no vamos a bajar la guardia”, agregó de forma contundente.

    El gobernador anunció que se ha convenido con el secretario de Gobernación el apoyo mediante el envío de fuerzas federales, mismas que ya se encuentran en camino.

    La Segob confirmó el envío de elementos de la PF  en apoyo a las autoridades locales.

    Sicosis trastoca internet

    “Negocios cerrados, transporte trastornado, gente corriendo por las calles, reportes de más balaceras” fueron algunos mensajes que usuarios de redes sociales compartieron durante las últimas horas a causa de la violencia que se ha presentado en Cancún, Quintana Roo.

    Y fue a tal grado la situación de sicosis que se vive en la entidad que incluso el gobernador Carlos Joaquín González afirmó durante la tarde del martes que la situación estaba bajo control y orden e incluso sus habitantes y visitantes podrían hacer “su vida normal”.

    Luego de los eventos ocurridos en el festival BPM, en el que cinco personas murieron, se dieron tres versiones distintas de los hechos: el número de muertos, heridos y la situación en el lugar.

    “Tengan cuidado todos en Cancún, hay #balacera en varios puntos de la ciudad. ¿En verdad quieren que Cancún se convierta en otro Acapulco? ¡Ya basta por favor!”, advirtió un mensaje por las redes sociales.

    Este tipo de mensaje causó que diversos establecimientos, incluidas plazas comerciales tuvieran que ser desalojados por temor a que fueran víctimas de algún ataque.

    “#Cancun está en calma, están creando pánico no seas uno mas! No creas audios ni msgs! Somos mas los buenos! @VivoEnCancun (SIC)”, señaló el usuario @Grinchpeace.

    En las redes sociales circuló un cartel supuestamente de Servicios Educativos de Quintana Roo en el que decía que las clases se suspenden.

    Redes se suman al asombro

    Usuarios de las redes sociales de esta ciudad reaccionaron con asombro y preocupación ante los atentados que se registraron la tarde de este martes, en contra de instalaciones policiales.

    Los videos y fotografías de la reacción de la gente comenzaron a circular en las cuentas de Facebook y Twitter de los cancunenses y sus familiares que se enteraron de los hechos a través de las redes.   

    En internet surgió la versión de que el grupo armado que atacó la Fiscalía de Cancún buscaba liberar a Doña Lety, quien controla la venta de droga en Alfredo V. Bonfil, una de las localidades más grandes de Benito Juárez, cuya cabecera municipal es Cancún.

    Leticia Rodríguez Lara (a) Doña Lety fue elemento de la desaparecida Policía Judicial Federal (PJF), que estuvo adscrita a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) y tras abandonar la corporación, pasó de ser servidora pública a formar parte de la delincuencia organizada.

    TALIBANES Y PELONES CONTROLAN LA ZONA
    Los Talibanes y Los Pelones, grupos vinculados al cártel del Golfo (CDG) controlan el tráfico y venta de droga en el estado de Quintana Roo, según un documento de la Procuraduría General de la República (PGR) fechado en noviembre pasado.

    Ambas organizaciones distribuyen y comercializan mariguana, cocaína, así como metanfetaminas en playas, discotecas, comercios y clubs privados principalmente en la capital del estado, Cancún y en Playa del Carmen.

    Reportes de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la PGR, mencionan que ambas agrupaciones utilizan a conductores de taxis, así como a personas que laboran en las playas para informar de los operativos que realiza el gobierno federal para combatir el narcotráfico. 

    También, se tienen identificados bares y establecimientos de trata y prostitución de mujeres y menores en la zona costera y en los barrios de escasos recursos que se encuentran en la entidad.

    La información recabada por el Gobierno Federal, menciona que la plaza fue tomada por el CDG a través de Los Zetas a mediados de la década del 2000. Sin embargo, la ruptura entre ambos grupos llevó a la división de la organización, lo que originó el surgimiento del grupo de Los Talibanes, fundado  en 2012, por Iván Velázquez Caballero, El Z-50, o El Talibán, capturado en septiembre de 2012.

    El grupo también era liderado por sus hermanos Daniel, El Talibancillo, detenido en abril de 2015, y Rolando, quien es identificado por el gobierno federal, como actual líder de la agrupación criminal.

    El segundo grupo que opera en la entidad son Los Pelones, originarios del estado de Guerrero,  una célula escindida del Cártel de Sinaloa, luego de la ruptura de los hermanos Beltrán Leyva con Joaquín Guzmán Loera, El Chapo.

    Los Pelones y Los Beltrán Leyva se aliaron con Los Zetas para combatir a El Chapo. La unión les permitió ingresar al estado de Quintana Roo. La federación identifica a Josué Balanzar Salgado, como líder del grupo criminal.

    Los reportes del gobierno federal indican que los cárteles de Sinaloa y de Jalisco Nueva Generación (CJNG), han buscado tomar el control de la plaza, sin embargo, no lo han logrado. A estas dos agrupaciones se unen Los Zetas.

    INDAGAN DISPUTA ENTRE DOS NARCOMENUDISTAS
    La Fiscalía General informó que hay un video que muestra el momento en el que un sujeto dispara.

    El fiscal general de Quintana Roo, Miguel Ángel Pech, informó que ya se analiza un video en el que se observa a un sujeto disparando en el club Blue Parrot, ubicado en Playa del Carmen.

    En entrevista radiofónica, Pech señaló que una de las líneas de investigación es que una persona entró directamente a ejecutar a un veracruzano.

    Aseveró que el atacante no mencionó palabras al momento de accionar su arma y que la línea de investigación más sólida en el caso es una disputa entre narcomenudistas.

    En tanto, expresó que la familia del veracruzano agredido afirma que era empleado de una compañía telefónica.

    Finalmente, confirmó que desde ayer se inició la entrega de los cadáveres a los familiares de las víctimas.

    Cinco personas murieron y 15 más resultaron heridas luego de una balacera registrada la madrugada de ayer en el club nocturno Blue Parrot, ubicado en Playa del Carmen, al sur de Cancún, en Quintana Roo.

    Prohíben festival

    En tanto, el Festival BPM de música electrónica que este año celebró su décima edición ha quedado oficialmente prohibido, así como cualquier evento de esta índole. Así lo informó la alcaldesa de Solidaridad, Cristina Torres Gómez, tras los violentos acontecimientos de la madrugada del lunes y como respuesta a la exigencia del sector empresarial de no permitir eventos de este tipo en ese destino turístico.

    En conferencia de prensa acompañada por representantes del sector empresarial, declaró que su gobierno trabajará de manera coordinada con la Fiscalía para coadyuvar con la investigación y detener a los responsables. Aseguró que en adelante antes de otorgar permisos para eventos serán mucho más estrictos, pues la seguridad en las calles le corresponde a su gobierno.

    Cabe recordar que el BPM es un festival anual de música electrónica con duración de diez días que se celebra en Playa del Carmen, y en esta ocasión celebró su décimo aniversario con una reunión global de DJs, productores y profesionales de la industria.

    Exigen respuesta

    Empresarios quintanarroenses, especialmente del norte de la entidad, condenaron los hechos violentos en la discoteca Blue Parrot de Playa del Carmen y exigieron a las autoridades una respuesta contundente en seguridad.

    La presidenta ejecutiva de la Asociación de Clubes Vacacionales de Quintana Roo (ACLUVAQ) opinó que se requieren políticas claras sobre los ejes centrales de la economía del estado: turismo y seguridad. “No hay un efectivo manejo de crisis, no hay una línea clara en seguridad y turismo, y es necesario el trabajo en conjunto porque son rubros torales para nuestra economía”, enfatizó.
    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Día violento y de pánico en Cancún; ataque a sedes policiales deja 4 muertos Rating: 5 Reviewed By: Imparcial de Chiapas
    Scroll to Top