CONFIESA ESTADOUNIDENSE QUE MATÓ A SUS DOS BEBÉS EN ROSARITO PORQUE “SE CONVERTÍAN EN MONSTRUOS REPTILIANOS”


Matthew Taylor Coleman admitió que mató a sus dos hijos de 1 y 3 años citando que se estaban convirtiendo en “monstruos”. El residente de Santa Bárbara viajó hasta Rosarito, México, donde presuntamente cometió el crimen.

LOS ÁNGELES, California. - El dueño de una escuela de surf de Santa Bárbara, California, fue arrestado y acusado tras la muerte violenta de sus dos hijos, estadounidenses, de uno y tres años en Rosarito, México.

El sospechoso fue identificado como Matthew Taylor Coleman, de 40 años, y fue arrestado cuando trató de cruzar la frontera entre México y Estados Unidos en un carro Mercedes Benz.

Coleman fue acusado este miércoles por "asesinato en el extranjero de ciudadanos estadounidenses", tras una investigación que está siendo conducida por el FBI.

Según un documento presentado en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en California, el sospechoso admitió durante su primera aparición en corte que había matado a sus hijos al dispararles con una "pistola de pesca submarina" en el pecho. Además, ambos menores fueron apuñalados decenas de veces cada uno.

Asimismo, Coleman dijo a los detectives que sus hijos "se estaban convirtiendo en monstruos", que había sido "Iluminado" por las teorías de conspiración de QAnon e Illuminati y que estaba teniendo visiones que le revelaron que su esposa tenía ADN de serpiente que le estaba pasando a sus hijos.

La esposa de Coleman reportó su desaparición y la de sus dos hijos a la policía de Santa Bárbara y manifestó su La policía de Santa Bárbara (SBPD) informó que una mujer había reportado a los menores y a su esposo como desaparecidos el 8 de agosto. "Durante la investigación, la Policía de Santa Bárbara obtuvo evidencia de que el padre y los dos hijos posiblemente habían viajado a México", según el comunicado de SBPD. El caso fue entregado al FBi por tratarse de un posible secuestro internacional.

Investigación en México

El Fiscal General de Baja California, Hiram Sánchez Zamora, informó este martes sobre el hallazgo de los menores apuñalados con un "instrumento punzocortante". 

Los niños de 1 y 3 años fueron encontrados el 9 de agosto en el camino principal de El Descanso, frente al rancho Cardozo. 

Las autoridades recibieron el reporte a las 7:27 a.m. "cuando un empleado de este rancho observó que había manchas hemáticas (de sangre) y que había visto unos cuerpos", dijo Sánchez Zamora.

El niño de tres años recibió 17 puñaladas, mientras que la niña de un año, recibió 12 puñaladas, sin embargo sus rostros fueron dejados reconocibles lo que ha permitido vincularlos como hijos de Coleman, de acuerdo con la información revelada por Sánchez Zamora. 

No obstante se están realizando pruebas para determinar su parentezco.

En el lugar encontraron "una estaca, un palo cubierto con manchas pardo rojizas y, bajo los arbustos, encontraron los dos cuerpos sin vida de los dos infantes", dijo el Fiscal.

Según las investigaciones preliminares y fotos de cámara de seguridad, Coleman llegó a Rosarito con sus dos hijos y se registró, sin una reservación previa, en el hotel City Express el 7 de agosto a las 8 p.m. 

El sospechoso, salió "el día 9 de agosto a las 2:54 a.m. acompañado de los menores y con dos maletas", dijo Sánchez Zamora, "asuminos que a esa hora hizo un trayecto de 29 kilómetros hasta llegar al acceso al Camino vecinal de El Descanso".

Tras presuntamente abandonar los cuerpos de los menores, el sujeto regresó solo "al hotel donde ingresó y permaneció hasta las 9:33 a.m. cuando se retira del hotel y ya no regresa", dijo el fiscal.

El sospechoso fue detenido y se encuentra bajo custodia de autoridades estadounidenses. 

El FBI, el Departamento Seguridad Fronteriza y otras agencias de Estados Unidos están trabajando en conjunto con la Fiscalía de Baja California.


Síguenos y escúchanos en www.imparcialchiapas.com

0 comentarios:

Publicar un comentario