ESPERABA A UNA PERSONA Y LO CONFUNDIERON CON UN MALANDRO

 TUXTLA





• Maestro de natación por poco iba a parar a “La Popular” por confundirlo con un “cristalero”


- El hombre es sospechoso, se acerca a los autos para ver dentro. Ha de ser un cristalero – dijo en su reporte un ciudadano


La Policía Municipal atendió oportunamente la denuncia y acudió al lugar. El “sospechoso” explicó el motivo de su estadía. Fue un mal entendido.


Parado en el Centro de la capital chiapaneca, durante más de media hora, el hombre despertó sospechas. Por ello, el ciudadano “mal pensado” (con la ola de inseguridad cualquiera lo sería) pidió a la policía que arribara al lugar.


El hombre se paraba, se sentaba, la espera desespera. Y más desesperó cuando vio la patrulla acercarse y a los policías preguntarle el motivo de su estancia en el lugar.


El hombre era un maestro de natación y estaba esperando a una persona. Los policías se disculparon y le pidieron que se moviera del lugar a la brevedad. Al saber la verdad, el reportante dijo apenado: “Es que con el cubrebocas puesto no se ven las intenciones de la persona”.


En este bendito tiempo, todos somos sospechosos hasta demostrar lo contrario. Ya lo sabe, si va esperar al alguien en la calle, no tarde mucho tiempo. Alguien lo puede reportar y la policía –a veces- acudirá para atender el reporte.

0 comentarios:

Publicar un comentario