Colectivero casi mata a su compañero

 TUXTLA







• Jesús, de la unidad 4313, agredió a Cristian del colectivo 4307, que está delicado. El agresor no fue detenido, y tampoco ha pagado un solo peso por los daños.


Y el día amaneció nublado, sombrío, como el cuarto de hospital, como la salud de Cristian, como el futuro incierto para el chofer de colectivo. Fue agredido por un compañero de la Ruta 43 y varios le dieron la espalda, menos un grupo de amigos que está abogando por él. 


Un grupo de choferes de la Ruta 43 denota preocupación, tristeza, no trabajan a gusto. En su mente está la escena ocurrida el martes pasado. Y les duele.


Jesús, chofer de la unidad con número económico 4313, explotó en cólera contra Cristian, chofer del colectivo número 4307. “Ya le traía ganas. Lo estaba cazando. Al llegar a la terminal de la Central de Abastos, Jesús le propinó tremenda golpiza a Cristian. No le bastó con verlo tirado en el piso, lo siguió golpeando. Es más lo golpeó con una silla en la cabeza”, narraron.


“Lo dejó muy mal, lo llevamos a una clínica. Ese día del problema llegó la Policía Municipal, pero como ya sabemos, con la famosa mordida no le hicieron nada al chófer agresor”, agregaron.


Lo que más le duele a los compañeros de Cristian es que la cooperativa de la Ruta 43 no intervino. Apoyó a Jesús, el agresor y dejó en la indefensión a Cristian, argumentando que la unidad 4307 (de Cristian) no forma parte de la sociedad cooperativa y no pueden hacer nada  por el chófer.


“Jesús, el agresor, sigue trabajando como si nada, no lo sancionaron internamente, no lo detuvieron, no se ha hecho responsable de los gastos médicos. Cristian sigue mal y sin saber qué le depara el futuro. No se vale”, concluyeron sus compañeros solidarios.



Síguenos y escúchanos en www.imparcialchiapas.com

0 comentarios:

Publicar un comentario