Variante Delta, la amenaza de los no vacunados




Variante del SARS-CoV-2, más agresiva y contagiosa, supone un riesgo alto para los países rezagados en la inmunización; a final de agosto, 90% de casos en UE serán por esta cepa

Variante Delta, la amenaza de los no vacunados

La policía inglesa bloquea a manifestantes durante una protesta contra el aislamiento en la pandemia. Este lunes el gobierno anunció el fin de las restricciones. 

    

Madrid.— La variante Delta es mucho más agresiva y contagiosa que la cepa original del Covid-19, por lo que supone un alto riesgo para la comunidad internacional, especialmente para aquellos países rezagados en la vacunación.


Para finales de agosto, 90% de los casos en la Unión Europea (UE) podrían estar producidos por la variante Delta, que alcanzaría en Reino Unido, España, Portugal y Francia las cotas más altas de contagio, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades.


“Es una variante un 50% más transmisible que la variante previa, la Alfa, que ya de por sí era más contagiosa que la clásica. Por ello, la propagación de Delta implica un cambio de gran riesgo a escala mundial, con más gente contagiada, aunque muchos de ellos sean jóvenes y difícilmente presenten complicaciones graves”, señala a EL UNIVERSAL Joan Caylá, miembro de la Sociedad Española de Epidemiología y presidente de la Fundación Unidad de Investigación en Tuberculosis de Barcelona.


La mutación es una constante del virus, por lo que el experto no descarta en los próximos meses la aparición de una nueva variante mucho más agresiva y contagiosa que la Delta.


“Es un virus que está demostrando ser muy difícil de controlar. Si le vamos dando oportunidades para que se mantenga en incidencias altas, estamos favoreciendo el surgimiento de otras variantes que sean, incluso, mucho más complicadas. El límite sería que las vacunas actuales no fueran activas frente a estas nuevas variantes, por lo que el objetivo debe ser eliminar el virus cuanto antes”, agrega.


La variante Delta puede transmitir el virus a cinco personas, cuando otras mutaciones suelen afectar a dos en promedio. Además, las personas infectadas con esta modalidad del Covid-19 tienen 2.6 veces más probabilidades de acabar en el hospital y son más propensas a transmitir el virus, según datos de la OMS.


“Es muy preocupante lo que puede pasar en algunos países latinoamericanos que están muy afectados, con limitaciones sanitarias y económicas, y que disponen de muy pocas vacunas. Este es un virus que hay que eliminar de todos los países, porque las migraciones, los desplazamientos o el turismo, en cuestión de días, pueden volver a reintroducirlo en zonas aparentemente liberadas”, alerta. 


No obstante, los expertos sub- rayan que es poco probable que la variante Delta represente una seria amenaza para las personas totalmente inmunizadas. Cuanto mayor es el avance en la vacunación completa de la población adulta, menos letal resulta esta mutación del virus.


En cualquier caso, no hay que bajar la guardia; aunque los efectos sean menos graves, el incremento del número de contagios también implica mayores riesgos para los grupos de población que están semivacunados o sin dosis, por lo que convendría acelerar en la medida de lo posible la vacunación de los jóvenes.


“Cuando son muchos los jóvenes contagiados, también aumentan las probabilidades de que tengan que ingresar en los hospitales y que algunos de ellos acaben en las UCI [Unidades de Cuidados Intensivos]. Evidentemente, también se incrementa el riesgo de que alguno pueda fallecer”, asegura el epidemiólogo.


Por lo pronto, la extraordinaria capacidad de transmisión de la variante Delta ha vuelto a disparar en los países afectados el número de hospitalizaciones, entre otros factores porque las vacunas pierden entre 10% y 20% de efectividad ante esta mutación vírica que fue documentada por primera vez en la India en octubre de 2020, pocas semanas antes de que saltara a Europa a través del Reino Unido.


El especialista subraya que el Covid-19 sólo perderá su capacidad de mutación cuando deje de existir.


“Actualmente el virus se está replicando en millones de personas, tiene muchas oportunidades, por lo que hay que quitarle ocasiones de replicación (...) Para evitarlo, hay que mejorar considerablemente las medidas de prevención y control”, dice. 


“El mundo está observando en tiempo real cómo el virus sigue cambiando y haciéndose más transmisible. Seguimos escuchando informes de todo el mundo sobre hospitales que están llegando a su capacidad. Delta está arrasando en todo el mundo a un ritmo abrasador, impulsando un nuevo pico de casos y muertes por Covid”, advierte por su parte el director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.


Delta, que se encuentra en más de 104 países, será pronto la cepa dominante en el mundo; es peligrosa y continúa evolucionando, lo que requiere una evaluación constante y un ajuste cuidadoso de la respuesta de salud pública, apunta el responsable de la OMS, luego de aclarar que la propagación causa más estragos en países con pocos vacunados.

 



Síguenos y escúchanos en www.imparcialchiapas.com

0 comentarios:

Publicar un comentario