EL REGRESO A CLASES PRESENCIALES EVIDENCIA PRISAS Y FALTA DE PLANEACIÓN




LA INTENCIÓN DE VOLVER A LAS AULAS ANTES DE QUE ACABE ESTE CICLO ESCOLAR DERIVÓ EN UN PROCESO APRESURADO EN EL QUE NO SE TOMARON EN CUENTA FACTORES COMO LA VENTILACIÓN DE LOS SALONES, DICEN EXPERTOS.

La Ciudad de México apostó por reiniciar clases presenciales el 7 de junio, a poco más de un mes de terminar el actual ciclo escolar y un día después de las elecciones en las que se votó para definir a los alcaldes y diputados de la capital.


Apenas 15 días después, las clases presenciales fueron suspendidas, luego de que la Secretaría de Salud federal anunciara el 18 de junio que la CDMX regresaría a semáforo amarillo ante un incremento de la tasa reproductiva de casos de COVID-19.


Durante el breve regreso a los planteles, en el primer día abrieron sus puertas apenas 1,103 escuelas, que representan el 11.3% del total que hay en la ciudad. Esto se tradujo en alrededor de 80,000 alumnos y 10,000 maestros que volvieron a los salones, según informó la jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum.


El regreso a clases es urgente para el desarrollo de los niños, adolescentes y jóvenes de la capital, así como para la reactivación de la economía, pero fue realizado de forma apresurada, considera Rafael Bojalil Parra, investigador del Departamento de Atención a la Salud de la UAM Xochimilco.


«Creo que fue un error que abrieran las escuelas a punto de terminar el ciclo escolar, porque si bien hay que abrir las escuelas cuanto antes, la condición es que estén en mejores condiciones que antes», dice en entrevista.


El especialista señala que, al saber que la CDMX pasaría a semáforo verde, se debió comenzar a invertir más tiempo y dinero para garantizar las condiciones de las escuelas para una reapertura en condiciones seguras, teniendo como prioridad la ventilación de los espacios.


«Es la principal medida que se debe tomar para acondicionar las escuelas. Un salón no puede ocuparse si no tiene buenas condiciones de ventilación porque la principal manera en que se contagia la enfermedad es por los aerosoles que pueden estar flotando llenos de virus por muchas horas», explica.


El segundo error de las autoridades fue no realizar un seguimiento puntual de los ocho casos positivos que se registraron entre alumnos durante las dos semanas de clases presenciales, por lo que se desconoce dónde pudieron adquirir el virus: con compañeros de clase, familiares o en algún centro comercial o reunión social.


«No sabemos porque no hay un seguimiento de casos, sería mucho mejor tener la información certera. Tendríamos que haber rastreado el origen de cada caso, ¿se contagiaron en la escuela o en la comunidad?», indica.


A esto se suma que, según Bojalil, los eventos políticos durante las elecciones y el aumento de los aforos en los lugares como centros comerciales tienen la posibilidad de influir más en el incremento de casos y el regreso al semáforo amarillo en comparación con el propio regreso a clases.


Un tercer error en el proceso de reapertura fue no contar aún con la concientización de los padres de familia, para que pudieran identificar y actuar ante cualquier posible síntoma de COVID-19: dolor de cabeza, diarrea, erupciones o dolor de garganta.


«Para que el regreso a clases funcione bien, tiene que haber de verdad información hacia la comunidad, hacia padres de familia, hacia estudiantes», comenta el investigador.


Ahora, los estudiantes retomaron las cases a distancia y diversos especialistas urgen a que, de cara al siguiente ciclo escolar, se garanticen las condiciones para reactivar las escuelas en condiciones de seguridad.


David Calderón, presidente ejecutivo de la organización Mexicanos Primero, señaló en un artículo reciente para el diario El Financiero que el regreso a actividades presenciales debe darse con protocolos adecuados.


Los estados que intentan regresar a las aulas


El regreso a clases presencailes no solo se vio afectado en la Ciudad de México. De los 14 estados donde supuestamente se regresaría de forma mixta o escalonada, Campeche suspendió el proceso


de retorno por el retroceso a semáforo epidemiológico a amarillo, en tanto que el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, ‘el Bronco’, señaló que en la entidad se trata de un regreso del personal para que se familiarice con las nuevas medidas, mas no de los estudiantes.


«Aclaré a los presidentes municipales, como lo hice ayer en la rueda de prensa, que no se trata de un regreso de los alumnos a clases, sino de un regreso a actividades del personal docente y administrativo, para que se familiaricen con los nuevos protocolos de salud; y, a su vez, que los padres y alumnos que tengan alguna duda, puedan acudir, si así lo desean, con sus maestros y directores», publicó en redes sociales.


Hasta la fecha, las entidades donde ya comenzó el regreso a clases presenciales son:


Aguascalientes

Baja California

Chiapas

Coahuila

Durango

Edomex

Guanajuato

Jalisco

Morelos

San Luis Potosí

Tamaulipas

Veracruz

En contraste, en al menos 11 estados se decidió que el regreso a las aulas de manera presencial, con las medidas sanitarias acordadas, será hasta el próximo ciclo escolar. Entre estas entidades están Baja California Sur, Quintana Roo y Yucatán, donde en las últimas semanas se ha registrado incremento en la actividad viral.


La consultora en salud pública Carolina Gómez Vinales explica que no existe una estrategia clara para el regreso a clases y, por lo tanto, era de esperarse que hubiera un retroceso y escuelas que ya habían abierto volvieran a cerrar.


«Sanitizar, barrer, limpiar no es suficiente para contener al virus SARS-CoV-2, ha hecho falta un plan estratégico (…) Hay escuelas que no cuentan con espacios al aire libre o agua potable, medidas sanitarias necesarias, pues limpiar las superficies no acaba de contener el virus que es respiratorio», dice.


De acuerdo con las autoridades federales de Salud, en Baja California Sur, Tabasco, CDMX, Quintana Roo, Yucatán y Tamaulipas se han encendido las alarmas por el incremento de casos.


«Podría ser que el sábado, el fin de semana, haya un incremento de unos 15 a 18 puntos porcentuales (en los casos), esto podría representar un cambio en la tendencia de la epidemia o podría no», reconoció el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, en la conferencia matutina del martes encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.


De acuerdo con la especialista Gómez Vinales, el regreso a clases pudo influir en el repunte. Advierte que la mayoría de los padres de estudiantes de nivel básico es gente que trabaja y continúa con su actividad laboral, lo que provoca una cadena de contagios.


«Los niños se hacen ilusiones; a más de un año de clases en línea, haberlos hecho regresar con el riesgo de llevar el virus a sus familias me pareció una irresponsabilidad», señala.



Síguenos y escúchanos en www.imparcialchiapas.com

0 comentarios:

Publicar un comentario