Los países en los que un violador puede evadir a la justicia casándose con su #víctima.

Aunque la violación sexual es castigada con distintas condenas en el mundo, aún existen países en donde la ley protege a los agresores, quienes pueden evadir las penas con una condición que para millones de personas es escandalosa: casarse con la víctima.  

Según un reciente informe del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), llamado "Mi cuerpo me pertenece", casi la mitad de las mujeres en 57 países en desarrollo no tienen autonomía sobre sus cuerpos, por lo que se les niega el derecho a decidir si desean tener relaciones sexuales, usar métodos anticonceptivos o buscar atención de salud.

Mientras que en otro puñado de naciones, el violador directamente escapa de su condena si contrae matrimonio con la víctima. 

No está de más decir que las víctimas casadas con sus violadores se ven atrapadas en uniones que las exponen a posibles violaciones y otras agresiones de por vida.

A pesar de que cada vez son menos países que conservan este tipo de leyes, sorprende que en naciones europeas como Francia apenas se hayan eliminado a mediados de la década de los 90, según la BBC. 

En países latinoamericanos como Uruguay y Costa Rica, estas leyes se derogaron a mediados de la década del 2000, mientras que en Bolivia se eliminaron en 2013. 

Aunque la mayoría de países que tienen estas leyes están ubicados en África y Medio Oriente, resalta que un país de Latinoamérica aún tiene un artículo en su código penal que permite que el perpetrador de una violación escape a su condena contrayendo matrimonio: República Dominicana.

"En la actualidad en el país se debate un proyecto de Código Penal, que derogaría por completo el texto", dijo la abogada dominicana Patricia M. Santana Nina, especialista en Derecho Constitucional con Estudios de Género y Violencia a la BBC.

En su informe de 2017, Equality Now destacó numerosos ejemplos de países en Medio Oriente y el norte de África en los que un violador puede evadir la justicia mediante el matrimonio: Irak, Baréin, Libia, Kuwait, territorios palestinos, Túnez, Jordania y Líbano.

Otros ejemplos citados en el informe de la ONU son Angola, Argelia, Camerún, Guinea Ecuatorial, Eritrea, Siria y Tayikistán.

Y un país de la región, República Dominicana, aún tiene un artículo en su código penal que permite que el perpetrador de una violación escape a su condena contrayendo matrimonio.

0 comentarios:

Publicar un comentario