Liberan a militares mexicanos retenidos por muerte de guatemalteco



Esta mañana, la Policía Nacional Civil (PNC) confirmó que 6 soldados mexicanos que habían sido detenidos en la zona fronteriza entre México y San Marcos por la muerte de un guatemalteco en Chiapas fueron liberados.


La Policía indicó que han sido entregados a las fuerzas de seguridad de su país de origen, bajo el compromiso “de ser juzgados con el debido proceso” por el deceso de Elvin Mazariegos Pérez.


Tras proceso de negociación llevado a cabo por integrantes del Ejército de Guatemala y PNC, se llegó a acuerdo de que los soldados mexicanos serían entregados a autoridades mexicanas sobre la línea fronteriza entre ambos países, con el compromiso de parte de estas últimas de trasladar el cuerpo del Sr Elvis Mazariegos Pérez a cantón Nueva Esperanza, Tacaná, San Marcos y de someter a los militares involucrados a la justicia mexicana, añadió el Ministerio de la Defensa Nacional.


Mazariegos falleció por impactos de arma de fuego en un vehículo marca Mitsubishi de color gris con placas guatemaltecas, en Mazapa de Madero, Chiapas en un retén militar.


El incidente provocó que se acercaran pobladores del lugar y luego de Tacaná, San Marcos, quienes retuvieron desde ese instante a los elementos castrenses, trasladándolos a territorio guatemalteco.


DIÁLOGO CON VECINOS DE TACANÁ


PNC y el Ejército de Guatemala dialogaron con los vecinos del cantón Nueva Esperanza, Tacaná, San Marcos, para la liberación de los soldados del país vecino.


Además, lograron la devolución de 18 fusiles, que la comunidad también habían retenido.


ACUERDOS CON PAÍS VECINO


Las autoridades guatemaltecas acordaron con las fuerzas castrenses del país vecino, seguir el debido proceso judicial para esclarecer los hechos.


Para finalizar, México se comprometió a trasladar el cuerpo de Elvis Mazariegos Pérez hacia Tacaná, San Marcos, Guatemala, para que ser enterrado en territorio nacional.


La Fiscalía General del Estado de Chiapas inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio calificado y el canciller, Pedro Brolo, exigió el esclarecimiento de lo sucedido.

0 comentarios:

Publicar un comentario