Este modesto cuartito y el baño en donde vivió Mariana en Nueva Palestina,

Ocosingo, fue realizado por la gente de la comunidad, con mucho esfuerzo y aportando de su propio dinero, con la esperanza de tener atención médica para quienes ahí habitan. En las zonas rurales que no tienen accesos a los servicios de alcantarillado, las letrinas o baños ubicados afuera de la casa, son una práctica común, sin embargo esto permite que las mujeres estén expuestas. Es la Secretaría de Salud en el Estado, la institución responsable de dotar de viviendas habitables y seguras para quienes realizan su servicio social o han sido asignados para laborar en esas zonas con alta marginación, máxime cuando existe en Chiapas una Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las mujeres.

Fotos: Isaín Mandujano

0 comentarios:

Publicar un comentario