Sobrevivientes de Santa Martha, Chenalhó, piden justicia


Óscar Gómez

San Cristóbal de Las Casas.- Sobrevivientes del Sector Santa Martha, municipio de Chenalhó, que han sufrido ataques armados dijeron por “paramilitares” del municipio de Aldama, pidieron al gobierno de Chiapas detenga a los autores intelectuales como lo es el “papá del Presidente de Aldama”, ya que en los últimos días aseguraron han incrementado las calumnias y presuntos lesionados que han escondido “lo que demuestra es falso y solo mienten”.

 

Tras un recorrido que hiciera Luis Abarca, del Comité de Derechos Humanos de Base de Chiapas Digna Ochoa a invitación de las comunidades de Saclum, Slumka, Yachem-ukum, Titiojtic, comisionados el Sector Santa Martha y Comisariado de Bienes Comunales de Manuel Utrilla Santa Martha, 16 sobrevivientes de ataques armados coincidieron es urgente la intervención del gobierno para evitar agresiones con arma de fuego.

 

María Estela Sántiz Díaz, habitantes del Centro de Santa Martha, narró como su esposo Reymundo Hernández Pérez, fue “asesinado” en un cafetal cuando se encontraban laborando, mientras que ella recibió impactos de arma de fuego que hasta la fecha han dejado secuelas en su anatomía y le impiden continuar con su vida de manera normal.

 

Reymundo fue “asesinado” el 12 de febrero del 2018 dejando cuatro menores huérfanos: Adelaida de 5 años, Ana Leticia de 3 años, Norma Elisa de 7 años, Alex de 6, “cuando íbamos a cortar café, trabajabamos en el cafetal de una persona”.

 

“Los que nos atacaron son de Aldama, estaban encapuchados pero sabemos quiénes son, seis balazos le dieron, a mi me dieron balazos y me atendieron en San Cristóbal, me cortaron los tendones y no trabajo, es difícil para mi mantenerlos, quieren algo pero no puedo mantenerlos, necesitamos que nos ayudan, soy viuda, no hemos recibido apoyo del gobierno”, refirió.

 

Con su poco expresión en español pues su lengua materna es el Tsotsil, aseguró que el grupo agresor es comandado “por el papá del presidente Adolfo, siempre dicen que es Santa Martha que dispara pero no es cierto, los balazos ahorita llegan en las láminas”.

 

María Álvarez Hernández, narró cómo vio morir a su esposo Julio López Álvarez, el 12 de febrero del 2018 además de haber recibido tres impactos de bala que la puso en riesgo de muerte, pero afortunadamente la atención en el Hospital de las Culturas de San Cristóbal, de donde le extrajeron una bala la ha mantenido solamente “con recuerdos tristes y el coraje de ver que aún no hay justicia”.

 

“Puedo cargar y trabajar pero no igual como antes, más o menos trabajo, el balazo me atravesó el pecho, un mes estuve con medicamentos que los compré y pagué yo misma. Cuando nos emboscaron vi morir a mi esposo, murió al instante, lo vi con mis propios ojos, son de Aldama, no es mentira, lo vi que le dispararon de 10 a 15 metros”, recordó.

 

Sus tres hijas Alma de 9 años ,Karla de 7 y Sofía de 5 son quien la mantiene con ánimos de seguir adelante, a pesar de que “ha sido una situación difícil porque se requiere como mantenerlas, a veces no comen porque no tengo dinero”.

 

En Chenalhó hasta el pasado 18 de agosto, han muerto 20 personas, además de 16 heridos, pues el último “baleado” se dio en el Centro de Santa Martha, Javier Jiménez Sántiz, quien acudía a una reunión fue alcanzado por un proyectil, dejando a un menor de 8 meses.

 

Durante el recorrido hecho por Digna Ochoa, al platicar con el sub Oficial Eleodoro Damián González de la Policía Estatal Preventiva, quien desde hace 2 años y medio está a cargo de un destacamento en el Centro de Santa Martha, confirmó que las detonaciones de “armas de grueso calibre” provienen de un lugar que identifican “como la curva”, y él en tiempo y forma ha dado parte a sus superiores, porque incluso las detonaciones llegan donde ellos se mantienen.

 

“Ayer (el pasado viernes 4 de agosto de 2020) las autoridades se dieron cuenta de cómo se vive la situación, han venido muchos pero no les había tocado, por eso se le invita a Derechos Humanos, delegación de gobierno, guardia nacional, fiscalía para los recorridos, para que se den cuenta de lo que hay y lo que informamos día a día, se dieron cuenta y tomaron nota, desde aquí se escucharon los disparos”, narró.

 

En la medida de sus posibilidades y tolerancia de los pobladores de Santa Martha, Chenalhó, ha tratado de salvaguardarlos de las agresiones provenientes del lado de Aldama pero a “muchos metros” que los limitan a observar con detalle quién o de dónde disparan, pero son con armas “de grueso calibre”.

 

Eleodoro Damián González aseguró que los agresores saben que ellos se encuentran en un domo de Santa Martha y es por eso que disparan en esa dirección, que además pone en riesgo a su personal en el destacamento.

 

Sobre los presuntos lesionados que reportó el presidente de Aldama, el pasado viernes apuntó  se lo han preguntaron personal de otras dependencias a lo que les respondió desconocer, pues “lo que sé, es que estamos siendo agredidos de allá para acá” y ha sabido que el edil Adolfo, negó mostrar a los lesionados “no los dejaron llegar hasta San Pedro, donde están los lesionados, pero seguimos nuestro camino”.









IMPARCIAL DE CHIAPAS

0 comentarios:

Publicar un comentario