Brayan, es un bebé a penas tiene 2 años, hoy es huérfano.




En Comitán a su madre la torturaron, la mataron, la dejaron abandonada.

Cuenta su abuelita María, que desde que el padre de Brayan se enteró del embarazo abandonó a Nayeli, pero ella jamás dudó en traerlo al mundo.

Nayeli, ya no está, ella era el único sustento de él; si existe un cielo ella está ahí, fue una gran madre, pero Brayan sufrirá toda la vida, la ausencia de ella.

Es tan triste, parte el alma ver a este pequeño que se ha quedado huérfano, él nisiquiera se ha enterado que su madre ya no está aquí.

Por eso exigimos justicia, levantemos la voz, así como hacemos viral las cosas más insignificantes, hagamos que esta exigencia de justicia llegue a todas partes. 

JUSTICIA PARA NAYELY.

IMPARCIAL DE CHIAPAS

0 comentarios:

Publicar un comentario