¿Son seguros los termómetros infrarrojos?

 Varios establecimientos están utilizando termómetros infrarrojos para medir la temperatura corporal de los clientes y empleados que ingresan a sus instalaciones con la intención de detectar si alguien presenta fiebre, uno de los síntomas asociados a Covid-19.



León, Guanajuato.- Varios establecimientos están utilizando termómetros infrarrojos para medir la temperatura corporal de los clientes y empleados que ingresan a sus instalaciones con la intención de detectar si alguien presenta fiebre, uno de los síntomas asociados a Covid-19. De forma paralela, se han propagado rumores de que dichos termómetros pueden causar daño a la piel, a las neuronas y hasta cáncer. ¿Será esto cierto?

Los termómetros infrarrojos son dispositivos muy prácticos que permiten medir rápidamente la temperatura de personas y objetos, y tienen la enorme ventaja de que lo pueden llevar a cabo a distancia, sin tener que entrar en contacto con ellos; para conseguir este propósito, no envían nada al objeto a medir, sino que al contrario, reciben y captan un tipo de radiación electromagnética que los objetos a nuestro alrededor y las personas emitimos todo el tiempo sin darnos cuenta: la luz infrarroja  (o radiación térmica).

En el mercado hay disponibles termómetros infrarrojos para medir la temperatura corporal, y también termómetros infrarrojos industriales para medir la temperatura de diferentes tipos de materiales. Ambos tipos son inofensivos (no mandan nada, sólo reciben), sin embargo, los industriales no fueron diseñados para mediciones de temperatura corporal, y no obstante algunos lugares los han utilizado con ese fin durante la pandemia.  Estos termómetros se emplean para medir la temperatura de metales, plásticos, papel, grava, etc., suelen tener más margen de error, y pueden medir a distancias mayores.


Foto: Archivo.
Para que la medición con un termómetro infrarrojo industrial sea confiable, es necesario configurar en el dispositivo un parámetro (llamado emisividad) relacionado con las propiedades del material cuya temperatura se desea medir. Si no se hace esto cada vez que se usa el termómetro con un material diferente, los resultados serán incorrectos. Por ejemplo, si en algún establecimiento están utilizando un termómetro industrial para medir la temperatura corporal de los clientes, y lo tienen configurado sin saberlo digamos que para medir la temperatura del aluminio, a usted no le ocurrirá nada malo, pero el termómetro infrarrojo indicará una temperatura corporal errónea.

Por su parte, los termómetros infrarrojos para personas se colocan a pocos centímetros de la frente, y son muy precisos. Es la frente una de las partes del cuerpo que reflejan una temperatura corporal más cercana a la real, y sin embargo, en muchos establecimientos los guardias están midiendo la temperatura de las personas en la muñeca o en el brazo, en donde ésta podría ser más baja por diferentes factores.

Como se ha visto, la selección inadecuada de un termómetro infrarrojo, así como su uso inapropiado, pueden arrojar valores erróneos de la temperatura corporal, lo que podría dar origen a que se permita el ingreso de personas con fiebre a un cierto lugar, o que se impida el acceso a personas que no la tienen. Ese podría ser el peor de los males, pero tenga la tranquilidad de que los termómetros infrarrojos no le provocarán daño a la piel, ni a sus neuronas, ni cáncer.

Alfredo Campos Mejía es ingeniero físico por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí. Es también maestro y doctor en ciencias (Óptica) por el Centro de Investigaciones en Óptica, A.C. (CIO) en donde ha trabajado desde 2015 en el área de divulgación de la ciencia e investigación.


IMPARCIAL DE CHIAPAS

0 comentarios:

Publicar un comentario