ADOLFO GÓMEZ, A QUIEN CULPARON DE SECUESTRAR A DYLAN, CUMPLE 20 DÍAS DE MUERTO



La foto de don Adolfo Gómez Gómez, está en la ultima esquina de la pequeña casa con piso de cemento de su hija Enereida Gómez, en Chigton, Ixtapa. es una casa humilde, pintada de azul.

En medio de un retrato de la virgen, de unas flores rojas silvestres, de una veladora y un vaso azul con agua, está la foto de don Adolfo Gómez, que se dedicaba a vender artesanía de ámbar en el parque Central de San Cristóbal, cumple 20 días de muerto, luego de ser detenido como el presunto secuestrador del niño Dylan Esaú Gómez Pérez.


Aquí, la entrevista íntegra con su hija Enereida Gómez Sánchez:


-A mi papá lo acusaron de haber secuestrado al niño Dylan. Ya supimos que fue una persona, una señora que se lo robó, pero por su culpa, mi papá está muerto. Gracias a esa señora perdí a mi padre.


-Desde cuando lo detuvieron?

-Estuvo preso desde el día 15 de julio, lo detuvieron por el parque Central de San Cristóbal. Fue acusado del secuestro del niño Dylan.

-Cómo te enteras que tu padre fue acusado?

-Yo no tenía ninguna información por qué lo detuvieron. El salía a trabajar, no sabe lo que es tener problemas, yo en el momento que me avisaron que fue detenido me sorprendió mucho. El va del trabajo a la casa y de la casa al trabajo. En ese momento, fui a la Fiscalía Altos, para saber porqué lo detuvieron. En la Fiscalía dijeron que no lo tenían allí, que allí sólo los que tienen delitos graves. Yo me sorprendió. No lo encontré ese día, fui a ver a la Municipal, tampoco lo tenían. Fui a vías orales y tampoco. Allí un licenciado me dijo que lo iba a ser trasladado a la Fiscalía, por 48 horas. Le dije al comandante me dijo que iba a ser trasladado y estaba acusado del secuestro del niño Dylan. 


-comandante, cómo va a ser secuestrador mi papá, si es inocente?-le dije.

-Pues allá vamos a ver su inocencia-le respondió el comandante.


“Lo tuvieron en la Fiscalía por 48 horas, allí se negaron a darnos la carpeta de investigación. El día 17 de julio lo subieron al Cereso 5 de San Cristóbal. En la carpeta decía que a mi papá lo acusaron siete policías municipales, que lo vieron que llevaba de la mano al niño Dylan en el parque Central. En el Cereso 5 estuvo diez días mi papá, porque en el Cereso me lo mataron a mi papá el 27 de julio”, narra Enereida.


Desgraciadamente por la pandemia no me pude acercar para preguntar cómo estaba de salud mi papacito. De hecho, él estaba bien. Allí corría grave peligro mi papá.

-Recibieron una llamada telefónica donde les pedían dinero?


-Así es, del 20 al 21 de julio, él me llamó por teléfono mi papá. Yo le dije: para qué quiere tanto dinero?


-Acá los personales me están pidiendo aquí adentro 50 mil pesos, si no me van a pasar a la PGR y eso es muy grave para mí.

-Pero papacito, es mucho dinero, además usted aún está en audiencia, no han escuchado su versión, porqué esa cantidad de dinero?

-Consigue 50 mil pesos para mí y 50 mil pesos para tu mamá-me dijo por teléfono.

“Pero nosotros somos gente pobre, no conocemos esa cantidad de dinero, vamos al día, somos pobres, pero honrados. No somos secuestradores ni rateros. De dónde quería que yo sacara esa cantidad, porque corría peligro”, subraya en tono triste.

“El día lunes 27 de julio, llegó mi abogado y le comenté que mi papá me estaba pidiendo 50 mil pesos, si no lo iban a subir a la grande. No lo pregunté quiénes pedían esa cantidad”.

-Aquí están los jefes hijita, están escuchando porque está en altavoz, por favor consigue los 50 mil pesos-me dijo en la última llamada.


Le avisan que don Adolfo se colgó adentro del Cereso 5


-Cuando te avisaron que estaba muerto tu papá?

-El mismo día, el 27 de julio, fue una tía a visitarlo y le dijeron que estaba muerto, que se había colgado.

“Son unos corruptos: mataron a un inocente, agarraron a un inocente, a mi padre, a mi madre, tengo detenida a mi hermanita en El Amate, María Hortensia, tengo detenida a mis dos cuñadas: Maribel Gómez Sántiz y Juana Montejo González en el Amate, por un cateo que realizaron judiciales el día 17 de julio a las 730 de la mañana para indagar si estaba allí el niño Dylan. Nos desgraciaron la vida: yo tengo orden de aprehensión, mi hermano, somos seis los que tenemos ordenes de aprehensión por el secuestro del niño Dylan”, exclama en entrevista.

-Te dijeron que tu papá se había suicidado?

-Así me dijeron, que se había matado. Pero yo no la creo, siendo inocente, no creo que se haya matado, como era inocente, como pronto se iba a declarar su inocencia, el abogado estaba trabajando a su favor, no la creo que se haiga matado. Y sabe porqué no lo creo? Porque estaba morado toda la garganta y en la cabeza, en medio del cráneo tenía un fuerte golpe, una cortada grande. Cómo es que se ahorcó y en ese momento se golpeó la cabeza, con qué? Si en el momento que lo metieron al Cereso, no permiten pero ni una agujeta de zapatos. Mi papacito tenia golpes, moretones en las costillas, en la ceja tenía un golpe, cuando me lo entregaron ví el cadáver.

A mi me da un profundo dolor que mi papacito ya no esté, que me lo hayan matado allá adentro, no importa ya se me fue mi papacito, pero ahora exijo que sea liberada mi madre Josefa Sánchez Gómez, exijo que sea liberada mi hermanita María Hortensia y mis cuñadas Juana Montejo González y Maribel Gómez Santiz, así como los 23 niños, 20 los tiene el DIF en Tuxtla y tres están con sus mamás en el Amate, si quiera eso que haga bien su trabajo el gobierno, que ya nos deje de estar manchando con su mentira de que somos secuestradores, que somos maltratadores de menores, como los vamos a tratar mal si son nuestros hijos y los queremos, eso exijo, también la liberación porque nosotros seis tenemos orden de aprehensión, concluye Enereida, quien accede a la entrevista en el monte, lejos de su casa, porque tiene miedo que la detengan, aunque ya haya aparecido el niño Dylan.


Sergio Melgar/Código Sur.

IMPARCIAL DE CHIAPAS

0 comentarios:

Publicar un comentario