Las misas serán breves, sin cantos y con filtros



Con los lineamientos de la llamada “nueva normalidad”, la celebración de oficios religiosos deberá seguir un protocolo para evitar que las iglesias se conviertan en sitios de contagio.
Por ejemplo, para celebrar las misas, dentro de los templos la gente deberá colocarse en cada uno de los extremos de las bancas, no podrá cantar, y el saludo de paz se efectuará con una reverencia.
Las iglesias podrán tener dentro de sus recintos solo el 30 por ciento de su capacidad, y los asistentes deberán hacer uso del cubreboca durante toda la celebración religiosa, además que es obligatoria la sana distancia.
Las entradas de las iglesias deberán contar con filtros sanitarios, como tapetes sanitizadores, tomar la temperatura a la entrada, para detectar los síntomas de Covid-19, y tomar en cuenta que las misas deberán tener una duración máxima de 30 minutos.
Durante la comunión, los feligreses recibirán la hostia en la mano, esto no sin antes aplicar a los asistentes gel antibacterial para que puedan participar de la eucaristía.
Este domingo, las iglesias y templos de culto de distintas religiones de la Ciudad de México reanudaron sus actividades bajo estrictas medidas sanitarias.
Para este regreso, la Arquidiócesis Primada de México preparó un cerco sanitario para la protección de los 6.7 millones de feligreses que se contempla asistan a las misas tras la reapertura de aproximadamente 400 templos católicos.

IMPARCIAL DE CHIAPAS

0 comentarios:

Publicar un comentario