ENLACES DE INTERES

Header Ads

Hallan a bebé arrancada del vientre de su madre


La recién nacida se encuentra sana, a resguardo de la fiscalía; la
madre fue encontrada muerta con herida en el abdomen.

Xalapa.— Con cortes en el estómago y el vientre, así fue encontrado el
cuerpo sin vida de Jenny Judith, la joven de 23 años y nueve meses de
embarazo, a quien le arrancaron a su bebé del vientre, para luego robárselo.

encontrados en un predio ubicado junto a la carretera federal. La bebé fue
recuperada horas más tarde por las autoridades, que la reportaron sana y
salva.
“La menor se encuentra a resguardo de la fiscalía, está en perfecto estado
de salud”, reportó el gobierno.
Con el hallazgo de la pequeña cayó Brianda “N”, la probable responsable
del asesinato y el secuestro. Autoridades habían ofrecido hasta un millón
de pesos a quien proporcionara datos que llevaran a su captura.
De acuerdo con familiares, testigos y las primeras investigaciones
ministeriales, “Jenny Judith fue llevada a la muerte con engaños. Una
mujer le ofreció ropa de regalo para la próxima recién nacida”.
Promesa mortal. La tragedia de la joven madre y su bebé inició la tarde del
martes, a las afueras de la clínica del IMSS del municipio de Lerdo de
Tejeda, cuando Jenny Judith y su mamá salieron de una consulta médica.
De acuerdo con personal del instituto, la mujer acudió a sus instalaciones
sólo para una consulta de seguimiento, no fue internada.
Al salir, una mujer de complexión robusta y cabello rubio las abordó y le
ofreció a la muchacha regalarle algunas prendas para su bebé. Con ese
pretexto se la llevó rumbo a la comunidad de Punta de Arena.
Al pasar la horas y no saber de su hija, la progenitora de la víctima localizó
al taxista que las había llevado. Él relató que las había dejado en el poblado
de Álvarado, por lo que se tras- ladó al lugar.
En el pueblo, los habitantes relataron haber visto a una mujer cargando a
un bebé en unas sábanas en color blanco con manchas de sangre, lo que
generó alarma e inició la búsqueda de la desaparecida.
Fue hasta la madrugada del miércoles cuando ubicaron los restos Jenny
Judith, tirados entre unos matorrales. El cuerpo presentaba una herida en
el abdomen, que llegaba al útero gestante, y exposición de viseras. El bebé
había desaparecido.
lugar fragmentos de papel color blanco y azul, hojas metálicas de afeitar y
un bolso color rosa, presuntamente de la atacante.
Por la tarde autoridades ministeriales y de seguridad pública lograron
recuperar al neonato, el cual se encontraba bien de salud y revelaron el
nombre de la posible atacante.
En tanto, también ayer fueron localizados los cuerpos sin vida de dos
mujeres más, una de 21 años y otra de 74. Ambas víctimas presentaban
señales de violencia, una murió de cinco puñaladas.

Publicar un comentario

0 Comentarios