728x90 AdSpace

  • Ultimas Noticias

    lunes, 13 de noviembre de 2017

    Vecinos y activistas protestan por inicio de tala de 9 mil árboles en Tula

    Tula de Allende, Hgo.- Bajo la advertencia de iniciar movilizaciones de protesta, vecinos y activistas exigen a la Comisión Nacional el Agua (Conagua) la suspensión inmediata de los permisos que otorgó a cinco empresas constructoras de talar 9 mil árboles ─entre ellos ahuehuetes milenarios─ sabinos, tules, fresnos, alcanfores, ayle y eucaliptos que se encuentran en la ribera del río Tula en el poblado de San Marcos, San Miguel Vindho y otras localidades para iniciar obras de revestimiento y ampliación de un canal para recibir el agua negra proveniente del emisor oriente.

    Luis Enrique Cadena, dirigente del partido Morena en Tula en entrevista para La Jornada reveló que el pasado viernes un grupo de vecinos de San Marcos y de activistas "nos reunimos con representantes de algunas de las empresas concesionarias, una de ellas de razón social Azber y con secretario de gobierno del municipio de Tula, Octavio Magaña, para exigir la suspención del ecocidio".

    Durante la reunión, según Luis Enrique Cadena, se descubrió que las empresas no especifican en el proyecto de la obra en qué lugares van a reforestar para compensar la tala que están llevando al cabo y de que las indemnizaciones van a llegar directamente a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) "y no al municipio de Tula, por lo que se corre el riesgo de que esos recursos sean usados para otra cosa".

    Pese a que se firmó una minuta en la que las empresas se comprometían a suspender la tala de árboles hasta el próximo miércoles, en que se va a celebrar otra reunión en la que Azber y las otras empresas constructoras se comprometen a entregar el proyecto completo del revestimiento del canal, el sábado reiniciaron la tala, lo que provocó la molestia de los vecinos de San Marcos, quienes apoyados por activistas se presentaron en el paraje donde se encentran los operarios y pararon la obra.

    El sábado, Francisco Morales Mejía, abogado especialista en Medio Ambiente y uno de los activistas que se oponen a la tala, encaró junto con un grupo de vecinos a los encargados de la obra, a quienes exigió parar la tala de arboles al no presentar en ese momento la manifestación de impacto ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el permiso de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) para cortar los árboles, así como del proyecto de la obra.

    Esto, según Francisco Morales, de acuerdo a los artículos 28 al 36 de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente y al 1, 10,11 y 12 de la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental.

    "La ley dice que esos documentos los deben tener a la mano en el lugar donde se está realizando la obra, de lo contrario están incurriendo en un delito que bien se puede tipificar como ecocidio, el cual implica además que tienen que asumir costos y costes de todos los impactos que generen con su acción" explicó Morales.

    Aunque los encargados de la obra aseguraban contar con todos los permisos, reconocieron no tenerlos en ese momento al decir "no están aquí"

    Ante esta situación y por la presión de los vecinos de San Marcos, los trabajadores de las empresas que en todo momento se negaron a revelar sus nombres y las razones sociales de las compañías para las que laboran, se vieron obligados a suspender la tala.

    De acuerdo al abogado, para hacer la obra, las empresas concesionarias deben contar incluso con un permiso del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) "ya que el Río Tula se encuentra en una zona donde hay vestigios arqueológicos toltecas".


    "Además, en el caso de los ahuahuetes, se trata de una especie protegida"

    Bajo este contexto, se tiene prevista una nueva reunión entre vecinos, activistas, representantes de las empresas, Conagua, Semanat y funcionarios del gobierno de Tula para que se presenten los documentos de la obra.

    No obstante, Enrique Cadena adelantó que: "No vamos a permitir que la tala siga, ya que además de representar un atentado contra la historia de Tula y que entre los árboles que se están talando hay ahuehuetes que ya se encontraban cuando floreció la cultura tolteca, esos arboles transforman en oxigeno el dioxido de carbono que genera la refinería Miguel Hidalgo de Petróleos Mexicanos, y otras empresas que hay en la región considerada como la más contaminada del mundo".

    Cabe señalar que hasta el momento el gobierno del municipio de Tula, encabezado por el priista Ismael Gadot Tapía Ramírez, no ha dado una postura definida en torno a este conflicto ni a informado si otorgaron los permisos para la realización de la obra.

    En tanto, el sitio .change.org ya inició una campaña de recolección de firmas para elaborar una petición al Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) para evitar la tala de árboles en el Río Tula.

    De acuerdo a información oficial, los trabajos de revestimiento en el río Tula se extenderán a lo largo de 19.2 kilómetros y tendrá un costo de mil 400 millones de pesos. Cálculos de vecinos y activistas de la región estiman que en esa extensión serán cerca de 9 mil los árboles que serán derribados por la obra de Conagua.

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Vecinos y activistas protestan por inicio de tala de 9 mil árboles en Tula Rating: 5 Reviewed By: Imparcial de Chiapas
    Scroll to Top