ENLACES DE INTERES

Header Ads

Drogado y ebrio hiere a toda la familia


“Estaba marihuano y ebrio”, dice la mujer refiriéndose al que descalabró a su esposo, hirió a su hijo mayor y la estaba ahorcando a ella.

Su hijo menor, luce una gorra con una hoja de marihuana y está ebrio, también.

José Luis Pérez Pérez, de 19 años, sangra mucho de la mano derecha. La navaja filosa penetró profunda. Y perdió el valioso fluido durante más de dos horas.

Tanto así que al ponerse en pie se derribó. “Estoy muriendo”, dijo a su hermano “Cuco”.

Miguel Ángel Pérez Perez, de 24 años, dejó su casa en las lomas y llegó a la casa de su tío Heberto Pérez, a la colonia Sacramento de Jesús, a unos metros de la Zona de Tolerancia.

Y aunque no se dijo, se presume estaban ingiriendo alcohol juntos. La riña se suscitó. Miguel Ángel descalabró a su tío Heberto Díaz Cruz. La esposa de éste intervino y el energúmeno se lanzó contra la mujer. La comenzó a ahorcar.

Heberto no pudo intervenir, estaba noqueado. En eso llegó José Luis y defendió a su mamá.

Y fue entonces que Miguel hirió a su primo con la navaja. Y huyó.

Los lesionados esperaron bastante, hasta que un policía de la Zona Galáctica pidió ayuda al 911.

Al lugar arribó la ambulancia 265, cuyos paramédicos auxiliaron primero a Heberto. Luego a José Luis. el primero quedó en el lugar. El segundo fue trasladado al hospital Gilberto Gómez Maza.

Policías estatales acudieron en la patrulla 40024, pero el agresor había huido a su casa.

Cuco, el hermano menor de José Luis, ayudó a su carnal a subir a la camilla y a la ambulancia, pues se desvanecía por la ebriedad y la sangre perdida.

Y si bien la madre de Cuco acusaba a Miguel Ángel de estar “marihuano y bolo”, su vástago presumía un a gorra con una hoja de marihuana y estaba ebrio también.

Publicar un comentario

0 Comentarios