728x90 AdSpace

  • Ultimas Noticias

    viernes, 12 de mayo de 2017

    “Me van a matar un día”: activista de Tamaulipas

    Luego de que Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, quien lideraba el Colectivo de Desaparecidos en San Fernando, Tamaulipas, fuera asesinada por un grupo de personas armadas la noche del 10 de mayo, se informó que semanas antes la activista confesó tener la certeza de que un día la matarían.

    “Me van a matar un día. De eso no tengo dudas”, le dijo a una persona de confianza.

    En 2012, Rodríguez Martínez sufrió la desaparición de su hija Karen Alejandra, por lo que decidió dedicar su vida a la búsqueda de personas en Tamaulipas.

    De acuerdo con un comunicado de la Comunidad Ciudadana en Búsqueda de Desaparecidos en Tamaulipas, “Miriam con sus propios medios investigó y dio con el paradero de la joven en una fosa clandestina en San Fernando”.

    “Pese a que ella, a diferencia de las y los miles de mujeres y hombres que no sabemos donde están nuestros seres queridos, encontró a su hija y decidió apoyar a las cientos de víctimas del valle de San Fernando. Posteriormente fue una de las impulsoras de la Comunidad Ciudadana en Búsqueda de Desaparecidos en Tamaulipas”, detalló la organización civil.



    Procuraduría de Tamaulipas abre investigación
    La Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas informó que abrió una investigación respecto al homicidio de la activista Miriam Rodríguez Martínez.

    En un comunicado, el gobierno estatal expresó su más “enérgica condena a este cobarde asesinato” y dijo que no permitirá que la muerte de Rodríguez quede impune.

    Respecto a los señalamientos públicos de que hay relación entre este homicidio y la fuga de reos del penal de Ciudad Victoria, la Procuraduría explicó que el interno Enrique Yoel Rubio Flores, imputado de participar en el homicidio y desaparición de la hija de Rodríguez, lleva un proceso penal en el Cedes de Ciudad Victoria.

    Rubio Flores está sujeto a formal prisión por los delitos de secuestro agravado, asociación delictuosa y violación a la Ley de Inhumación y Exhumación, todos del fuero común.

    Refirió que en cuanto tuvo conocimiento de que Enrique Yoel Rubio fue reportado como fugado, el Ministerio Público del fuero común solicitó de oficio a diversas autoridades de seguridad pública, tanto estatales como federales, medidas de protección para Miriam Elizabeth.

    La dependencia estatal estableció que “la señora Miriam Elizabeth acudió directamente a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a pedir protección, debido a la fuga en el penal de Ciudad Victoria, dentro de la cual se reportó a Enrique Yoel Rubio”.

    Esa instancia turnó el asunto a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Tamaulipas, la cual solicitó a la Procuraduría General de Justicia y a la Secretaría de Seguridad Pública del estado, brindar protección a la activista, la cual se otorgó a través de rondines, tres veces al día en su domicilio, incluso aunque se tenía certeza plena de que Enrique Yoel Rubio está en prisión.

    Se afirmó que en el Gobierno de Tamaulipas ha habido atención y seguimiento a las demandas de esta persona, pues hay nueve procesados, siete hombres y dos mujeres, entre ellas, una menor de edad, que tienen relación con el secuestro y homicidio de su hija.

    Redacción
    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: “Me van a matar un día”: activista de Tamaulipas Rating: 5 Reviewed By: Imparcial de Chiapas
    Scroll to Top